El Ayuntamiento de Cedeira lleva a cabo un control de la paloma común por el riesgo que puede suponer para la salud y la seguridad de las personas, así como por las continuas molestias que pueden causar al vecindario.

Después de realizar los pertinentes estudios que dieron como resultado a constatación de la existencia de una población de palomas a todas luces excesiva, dada la población de la villa y la dimensión de su casco urbano, desde el Ayuntamiento se determinó la adopción de un plan de actuación consistente en la instalación de jaulas trampa (sin muerte) en el casco urbano de la villa.

Semanalmente, estas jaulas serán revisadas y se trasladarán los animales en vehículos habilitados a un núcleo zoológico, donde las palomas serán sometidas a un período de cuarentena.

Luego de este período (en el caso de animales enfermos o eivados) o directamente al recibirse (en el caso de palomas sanas), los ejemplares serán liberados en lugares determinados por la Consellería de Medio Ambiente.

Para la instalación de las jaulas se requerirá la colaboración de los/las vecinos/las, tanto para el acceso inicial a los inmuebles con la finalidad de colocar las jaulas como para la posterior retirada de las palomas capturadas.