CEDEIRA VUELVE A RECORDAR A LOS MUERTOS DEL CAMPO DE CONCENTRACIÓN Y A LOS VECINOS REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO

"Hai que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se finaliza en la indiferencia”. Con esta cita de Saramago daba comienzo hoy la lectura, por parte del alcalde de Cedeira, Pablo Moreda Gil, de la declaración institucional del equipo de gobierno (PSOE, BNG y Anova) y más del Colectivo de las Esquedas en el acto de recuerdo y homenaje a las víctimas de la represión franquista celebrado en el mismo emplazamiento en el que hasta 1938 hubo un campo de concentración franquista.

“Un lugar cargado de simbolismo”, aseguró el alcalde en su intervención, en la que también hizo alusión a la muerte de republicanos indefensos “por el único delito de ser fieles la unos principios de libertad y democracia” y a los más de 100 vecinos represaliados físicamente por el régimen y las familias, especialmente mujeres, que “tuvieron que aprender a convivir con los verdugos de sus padres, hermanos e hijos ".

Ni a lo largo de la transición ni en estos años de democracia considera el gobierno de Cedeira que se haya hecho el necesario para recuperar “esta insufrible injusticia, más allá de una deficiente Ley de Memoria Histórica”, una legislación que el gobierno del PP además viene de incumplir y menospreciar avalando la postura de personas que se niegan a acometer exhumaciones.

Todas estas consideraciones, según el gobierno de Cedeira, hacen del encuentro celebrado hoy una cita de reparación y justicia que “deberían llevarnos a cuestionar el modelo de Estado, esta monarquía herencia del dictador o ir poniendo los pilares que permitan elegir al jefe del estado por sufragio universal”.

En esta misma dirección también fue la intervención de Enrique Barrera que, como representante de la Asociación Memoria Histórica Democrática (AMHD), intervino en el acto para legitimar el gobierno de la segunda República, para hacer una llamada de atención sobre formaciones políticas autoritarias que miente con un enorme descaro y para comenzar a pensar en corregir la historia reformando la Constitución para que “un día podamos decidir se queremos seguir con los borbones o apostar por otras políticas”.

Con un recuerdo a Celso Emilio Ferreiro con la lectura de versos de su obra “Tiempo para llorar” , con la tradicional ofrenda floral en el monumento existente al lado del paseo marítimo y con la interpretación a la gaita de la alborada Abrente en Cordobelas y del himno gallego cerraban las celebraciones de un acto para lo cual el Ayuntamiento de Cedeira cuenta con la colaboración de la Asociación Memoria Histórica Democrática y con el apoyo incondicional del vecindario que hoy volvió a secundar con su presencia un encuentro de recuperación de la memoria histórica, porque “sin memoria no hay historia”, finalizó el alcalde.